sábado, 4 de mayo de 2013

UN CICLÓN EN ASCENSO

                                                       
   

Quilmes 1 San Lorenzo 2
El Ciclón dio vuelta el partido ante el Cervercero, se alejó de la pelea por la permanencia y se mete en la Sudamericana. Además volvió a jugar Romagnoli. Quilmes, complicado con los promedios.


Al comienzo del partido el local se mostró mejor parado en el campo debido al buen trabajo de Juan Manuel Cobo en la mitad de la cancha.

A esto se le sumó la peligrosidad de Martín Cauteruccio arriba, bien acompañado por Elizari y Gustavo Oberman.

Así, después del cuarto de hora hubo un centro de Oberman que cabeceó Cobo, rebotó en Mauro Cetto y le quedó a Elizari, que con un tiro cruzado venció a Matías Ibáñez para la apertura del marcador.

Mientras que San Lorenzo nunca encontró los espacios para inquietar a Emanuel Trípodi y por eso no pudo generar llegadas de peligro para empatar el encuentro.

Sólo estuvo cerca a los 27m. con un tiro libre desde la izquierda de Leandro Navarro, que Trípodi sacó por arriba. Una sola jugada de riesgo, y encima de pelota parada, mostró la impotencia del conjunto de Juan Antonio Pizzi en ese rubro.

El local volvió a decir presente en el área contraria con un centro desde la izquierda de Oberman, que fue un ´buscapié´ que nadie pudo tocar al gol.

En lo que quedó del primer tiempo, Quilmes estuvo cómodo manejando el contraataque, sin gran profundidad, ante un rival que le pesó la obligación de empatar el partido.

Distinta fue la cuestión en la segunda etapa debido a que San Lorenzo se adelantó en el campo y de la mano de Angel Correa comenzó a lastimar al fondo rival.

A los 2m. un centro de Julio Buffarini por derecha lo sacó con lo justo Trípodi y enseguida hubo un pase de Correa a la derecha al ex volante de Ferro Carril Oeste que metió un tiro cruzado, que superó a Trípodi.

Quilmes intentó reaccionar con un tiro de Elizari, que se fue por arriba y con un centro desde la derecha de Oberman para el cabezazo de Mansilla, que atajó Ibáñez.

Sin embargo, el visitante volvió a marcar tras una asistencia de Correa para el pique por el medio de Verón, que definió con un tiro al palo izquierdo de Trípodi.

En desventaja el conjunto de Omar De Felippe perdió el rumbo y volvió a sufrir con un pase del ingresado Leandro Romagnoli para el disparo de Buffarini, que se estrelló en el travesaño.

Ahí fue el conjunto de Boedo el que se paró de contra e intentó cerrar el partido y sólo fue inquietado sobre el final con un tiro de Elizari, que se fue cerca del palo izquierdo de Ibáñez, y otro de Cobo que se fue por arriba del travesaño.

Con esta victoria, San Lorenzo llegó a los 17 puntos y sigue 15to. en la tabla de los promedios con 1,252.

Aunque continúa lejos del líder Newell´s, que tiene 25, este triunfo lo alejó de la zona del descenso.

Mientras que Quilmes tiene el mismo puntaje que su rival (17), pero pese a que está 17mo. en la lucha para evitar la pérdida de la categoría quedó más comprometido con un coeficiente de 1,161.

En tanto que detrás, en el área de peligro, aparecen Independiente (18vo.) con 1,122, San Martín de San Juan (19no.) con 1,117 y Unión (20mo.) con 1,000, que todavía no jugaron en la fecha.

Otra buena del `Ciclón´ fue que con esta victoria acumula nueve cotejos de visitante sin perder.
                                              Fuente: Telam

Quilmes 1 San Lorenzo 2 (Relato Pablo Giralt) Torneo Final 2013 




Buffarini explicó el cambio de actitud en la segunda parte: "Los apretamos y se dio el resultado". Valoró la victoria porque era "un rival muy duro" y confía a futuro: "Es un gran envión para empezar a levantar".

Entró con la melena al viento, corriendo de aquí para allá, característica privilegiada de su juego. Julio Buffarini fue uno de los artífices de la levantada de San Lorenzo ante Quilmes en el segundo tiempo, con un golazo para empatar el partido. Y el volante explicó qué les hizo cambiar la actitud: "Salimos con bronca".

"No nos habían dejado jugar, pero después los apretamos y se dio el resultado", dijo Buffarini, disfrutando de la remontada ante Quilmes, al que catalogó como "un rival muy duro que está en la lucha por los promedios. Pero además, Julio valoró los tres puntos para lo que viene: "Es un gran envión para empezar a levantar, nos está haciendo falta lograr resultados de local".